MARTHA PELLONI

03/07/2011|
Martha Pelloni: una luchadora que se afirma en la fe
Dialogó con este diario en el 2º Encuentro-Debate sobre la Ley de Adopción, que se concretó en la capital federal. Reflexionó sobre el reclamo por el crimen de Jonathan Mansilla

La hermana Martha Pelloni transmite paz desde su mirada, desde sus manos que contienen. Habla en forma pausada, con serenidad, y su palabra es equilibrada, sanadora, cuestionadora, rebelde. Es una mujer que se eleva en cada concepto, en cada definición y posee la firmeza de quienes saben dónde quieren llegar y qué camino usar, aunque esté lleno de piedras y de escollos.
LA VOZ DEL PUEBLO coincidió con ella en el 2º Encuentro-Debate sobre la Ley de Adopción, que se llevó a cabo el pasado jueves en el Senado de la Nación, organizado por la Fundación Sur. Allí, desde distintas miradas, se abordó la adopción legal en la Argentina.

- Un espacio para hablar, debatir, discutir sobre un tema tan complicado desde hace décadas en nuestro país, como es la adopción ¿Qué balance hace de esta jornada?
- Creo que ha sido un encuentro enriquecedor, donde varias miradas de diferentes lugares han aportado a lo mismo, que es defender la Ley 26.061 que mira justamente los intereses de los niños, niñas y adolescentes. Vamos acercándonos a la elaboración de una ley única mediante la cual el tema de la adopción sea realmente un beneficio para los niños que poseen el derecho a tener una familia y no marcar tanto el derecho de los padres a tener un hijo, porque en realidad ese no es un derecho. En base a eso se están estableciendo pautas y habrá artículos que estipulan un tiempo prudencial para hacer realmente una investigación profunda de la situación por las que la madre, generalmente, tiene que dar en adopción un hijo. En realidad, casi siempre están en situación de vulnerabilidad, de pobreza, y si es así el Estado tiene la obligación de superar estas situaciones y no que se tenga que entregar por pobreza un hijo.

- Cuando se habla de adopción surge la vinculación con otro tema como es la apropiación ilegal de niños, el tráfico de menores. Usted sabe de esto por su trabajo en Corrientes y en la Triple Frontera
- Ese el problema que a mí me preocupa, mientras estamos apoyando este trabajo tan enriquecedor para formular una ley de adopción, el tráfico de niños es una puerta abierta en el país con muchos fines: pedofilia, pornografía, de adopciones ilegales, de órganos y de turismo sexual infantil. Tenemos pruebas de que esto es así y por eso es que las organizaciones tratamos de trabajar todos juntas. Sabemos que esto trae mucho dinero, toda Latinoamérica padece un flagelo similar, se mezclan intereses empresariales, comerciales, judiciales, políticos y policiales.

- Usted con las marchas del silencio que generó en Catamerca a partir del asesinato de María Soledad marcó un antes y un después en lo que es la forma de reclamar justicia. En Tres Arroyos a partir de un crimen inexplicable, el asesinato de Jonathan Mansilla, también son los jóvenes los que iniciaron marchas de silencio para exigir justicia  
- ¡Qué maravilla! Les diría que vean la película, ("El caso de María Soledad", dirigida por  Héctor Olivera, año 1993) si bien es chica, marca muy bien cómo se movilizaron los jóvenes justamente, los chicos del colegio secundario. Qué hermoso que los jóvenes sean los que puedan mostrar el cambio. Esto es muy bueno porque están dando una lección de civilidad a toda una comunidad y si no se cansan y siguen, seguro van a lograr que la Justicia actúe, porque a lo único que el poder tiene miedo es al reclamo social, pacífico, que no se cansa, que es una presencia, que no se calla sin ejercer violencia, eso molesta y entonces la Justicia actúa, tengo algo de experiencia en esto (se ríe y su risa es tan transparente como ella, como su lucha).

- Para usted, con sus vivencias duras como luchadora ¿existe la esperanza para nuestro país?
- Tengo esperanza en la medida en la que nosotros socialmente emprendamos el cambio, no debemos olvidar que todo depende de qué voto ponemos en las urnas. La esperanza que yo tengo es que podamos votar gobernantes probos. Es claro que el tema principal del desastre en nuestro país es la corrupción institucional y ¿quiénes están en las instituciones?, hombres corruptos. Entonces hay que votar personas cuyas decisiones políticas tiendan al bien común, hacia la democracia, desde la transparencia, la honestidad. Las personas son las que ponen el sello de corrupción en la política, porque la democracia es una construcción social, para eso tenés que tener una mente muy amplia, muy transparente, muy sana. Entonces debemos construír, no es hablar, es acción de vida.

- Entonces, ¿dónde queda  la esperanza?
- En los jóvenes, sin lugar a dudas. Es muy imperioso que apostemos a ellos, que les demos herramientas, formación, para que tengan una fuerte identidad con todos los valores que queremos para nuestro país.

El abrazo de despedida parece no terminar, porque transmite todo lo que da en cada momento. Sonríe cuando sube al ascensor del quinto piso del edificio anexo del Senado y se va con un deseo de lo mejor para la vida. Pequeña y envuelta en una ruana, se va, caminando sola, y se pierde por las calles de la ciudad de Buenos Aires en una tarde gris.

Perfil

La religiosa Martha Pelloni salió a la vida pública tras el crimen de María Soledad Morales en Catamarca. Hoy busca hacer frente al tráfico de niños. Muestra un fuerte compromiso social en su lucha por la justicia y la dignidad humana. Ha dedicado su vida a plantar pequeñas semillas en las almas de la gente por la que lucha y a la que ha enseñado a luchar. Con su fe ha movido grandes montañas, por ejemplo en su batalla personal contra el cáncer o por supuesto, con el cambio que logró en Catamarca. Preside la Fundación Santa Teresa para el campesinado.

Infancia Robada

"El trabajo comenzó en Goya, a través de la Fundación Santa Teresa, quien hoy nos otorga su personería jurídica y apoyo para constituirnos en Red Infancia Robada", se indica en la página de Internet Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
Puntualiza el mencionado sitio que "a pedido de la comunidad y como consecuencia de la aparición en la sociedad de casos de trata y tráfico de personas, se fueron diseñando y llevando adelante capacitaciones con el fin de sensibilizar y aportar herramientas para el abordaje de estas temáticas".
Según explica, "el fin seguido era contribuir a la desnaturalización de estos problemas sociales, con una mirada integral, impulsando las acciones, la capacitación técnica e investigación necesarias".
Se sumaron otros temas, a partir de las inquietudes que surgieron de la realidad social del lugar. "Así es que ampliamos la perspectiva hacia el abuso sexual infantil, la violencia de género y familiar, la explotación sexual infantil y la droga", informa el organismo.
Desde el año 2008, la Red Infancia Robada realiza "jornadas de sensibilización, capacitación y asistencia técnica en trata de personas, tráfico de personas, abuso sexual infantil, explotación sexual y adicciones, en las localidades que nos convocan".
De esta manera, se encuentra organizada en "una cadena que intenta generar una ayuda mutua para construir herramientas de promoción de derechos, que faciliten el ejercicio efectivo".

PDF de Interes